Historia Escritura Creativa. Sandra Izquierdo 3º ESO

        Iba conduciendo por la carretera de camino a casa de un primo suyo que cumplía años. Él vivía en una granja al este del país. De camino hacia allí se percató de que no había empezado a llover. La carretera se embarro por la lluvia mientras pasaba por un campo de maíz, la granja estaba desaparecida por la altitud de la planta. El humo de la chimenea estaba en el horizonte. El coche se paró, no tenía gasolina, así que decidió ir caminando y ya llenaría el depósito por la mañana.

         Echó a caminar por el maizal, todo estaba oscuro, el cielo cubierto por la tormenta, el maíz era alto y no se veía nada por encima de él, solo estaba la carretera llena de barro por la que le costaba caminar. Mientras andaba escucho unos extraños ruidos entre las plantas pero no les prestó atención. Estos sonidos se iban acercando poco a poco. Se empezó a asustar, tanto que se lanzó a una carrera sin control, hasta que llego a su destino. Era una granja de dos pisos, que en los cuales le parecía extraño que las luces estuvieran apagadas en ambas plantas.

Cuando llamó a la puerta, nadie vino a recibirle. Abrió de una patada. Estuvo buscando a todo el mundo, entró en el salón, activo el interruptor de la luz y vio a su primo con la cabeza separada del cuerpo y un charco de sangre en el suelo. Estaba muy asustado, entro en pánico. Intentando calmarse escucho que alguien bajaba por las escaleras. Se asomó y vio un espantapájaros muy alto, con unos guantes, en el derecho sostenía un cuchillo sangriento y en su rostro una sonrisa macabra. Asombrado por lo que había visto, salió corriendo hacia la puerta puesto que intentaba huir, pero le seguía los pasos. Corrió lo más rápido que pudo y se refugió en su coche.

Se creía a salvo pero aquella criatura lo encontró. No tenía salida. Ese ser diabólico rompió la ventana con su cuchillo. No le dio tiempo a abrir la puerta…

La tapicería de cuero negra del coche se tiñó de rojo y un conductor sin cabeza guardaba sobre sus piernas su cabeza.

 

 

Sandra Izquierdo, 3º ESO



EU Copyright | Book